Cómo me ayudó a superar mi enfermedad discal degenerativa en los lumbares

por Elvira Camacho

Mi nombre es Elvira y tengo 55 años. Tengo una enfermedad discal degenerativa desde hace 8 años. Al principio, le prestaba poca atención, pero después mi condición empezó a empeorar cada vez más. No había píldoras ni cremas que pudieran ayudarme, y los masajes profesionales no me hacían efecto. Mientras tanto, mi dolor de espalda se estaba convirtiendo en algo insoportable.

Fui a una clínica y me diagnosticaron la enfermedad degenerativa del disco lumbar. Me hice una radiografía y me pusieron una inyección. Me recetaron terapia deportiva y masajes terapéuticos. Después de eso, me dijeron que podía irme a casa. Por supuesto, hice todo lo que el médico me dijo que hiciera, pero no conseguí sentirme mejor.

Después de un tiempo, las recomendaciones del nuevo médico eran tantas que no daba a basto. Me recomendaron pastillas que debía tomar dos veces al día, varios tipos de cremas y, además de eso, Diclofenaco, Mydokalm e inyecciones de Milgamma. Todos los días tenía que ponerme inyecciones intramusculares y espinales (que se denominan bloqueos espinales) que actuaban sobre la médula espinal directamente.

Pensé que era el fin, que nunca podría vivir una vida normal.

Si alguna vez has experimentado este tipo de dolor insoportable que no desaparece, sin importar si estás sentado, de pie o acostado, me entenderás. Por supuesto, también he probado algunos remedios populares también. Pero no hay bálsamos, compresas ni envolturas corporales que me pudieran ayudar. El efecto máximo que lograba conseguir era reducir el dolor durante los períodos de exacerbación. Pero el problema no se solucionaba. No me podía poner derecha. El dolor se convirtió en mi fiel compañero de todos los días. A veces era más débil, pero otras veces era tan insoportable que lloraba sin consuelo.

No era tan vieja todavía, pero "estaba para que me tiraran a la basura"

Por supuesto, existían razones por las que desarrollé la enfermedad degenerativa del disco. Durante 28 de mis 55 años, trabajé como Gerente de Recursos Humanos y pasé mucho tiempo sentada en mi mesa. Por desgracia, nunca he participado en actividades deportivas, y no tenía un jardín que pudiera requerir algún tipo de actividad física por mi parte. Por lo tanto, mis problemas de espalda se manifestaron antes incluso de cumplir los 50. Una vez levanté un barril de cerveza en la espalda, el dolor se hizo más fuerte y no desaparecía durante mucho tiempo. Mi marido tenía que darme un masaje todos los días, pero aún así me resultaba muy difícil caminar. Tuve que tomar un montón de analgésicos. Y luego tuve que tomar medicación adicional para proteger las membranas mucosas del estómago. Como resultado, ¡celebré mi 50 cumpleaños tumbada en la cama! Entonces me di cuenta de que tenía que resolver el problema de raíz, en vez de eliminar los síntomas.

Los medicamentos que me recetó el médico de la Seguridad Social, no me hicieron ningún efecto. Entonces mi hijo decidió llevarme a una clínica privada. Me recetaron un tratamiento de dos meses de duración que consistía en unas inyecciones muy caras y la acupuntura. El dolor se me calmó un poco, pero aún así me seguía resultando difícil caminar. Mi marido tenía que hacer todas las tareas de casa y tengo que admitir que me daba vergüenza que él tuviera que cocinar, limpiar y cuidar de mí, ¡como si yo tuviera 90 años y no 50! ¡Pero no era tan vieja! Ese período de nuestras vidas fue una auténtica tortura.

para la enfermedad discal degenerativa

La situación era desesperante, ¡ya no sabíamos qué hacer! Y no quiero ni imaginarme cómo podría haber terminado, si mi marido no le hubiera hablado acerca de mi condición a un buen amigo suyo, cuya esposa es neuróloga profesional. Fue ella quien me recomendó . Al principio pensé que era algo nuevo, pero resulta que este producto es conocido desde hace mucho tiempo. Sin embargo, han mejorado su composición recientemente, añadiendo algunos ingredientes naturales. Es por eso que no tiene contraindicaciones.

Solo se debe pedir a través de la web oficial de su fabricante para asegurarte de que no vas a recibir una falsificación. Obviamente, pensé que valía la pena intentarlo, porque el resto de medicamentos no me aportaban ninguna mejoría. Las cosas no podían ir peor, eso era seguro.

Probé tan pronto como me llegó el pedido, e inmediatamente empecé a sentirme mejor. En primer lugar, la rigidez que no me permitía mover los brazos y las piernas había desaparecido después de la primera aplicación. En segundo lugar, me bajó la hinchazón (que se había formado porque tenía pinzadas las terminaciones nerviosas y mi movilidad era muy limitada). Sentí un alivio al instante. Una semana más tarde, podía moverme con toda la libertad que lo hacía antes de que me detectaran la enfermedad discal degenerativa.

Para asegurarse de que la enfermedad estaba desapareciendo, decidimos ir a la clínica y volverme a hacer una radiografía. En ese momento, llevaba usando durante casi 2 semanas. ¿Y qué resultado dio la radiografía? no solo había eliminado el dolor por completo, sino que también había acabado con la inflamación de las terminaciones nerviosas. Y lo más importante: este increíble producto restaura el cartílago. ¡Incluso los médicos se quedaron muy sorprendidos con los resultados!

Me siento muy bien ahora, porque ya no solo puedo hacer las tareas de la casa, sino que además puedo montar en bicicleta, jugar con mi nieto pequeño y hacer deporte sin temor a que el dolor de espalda pueda limitar mi movilidad de nuevo. Y todo gracias a , que me ha permitido deshacerme de la enfermedad por completo. Y no solo a eliminar el dolor, como hacen la mayoría de fármacos.

Si tienes los mismos problemas que tuve yo, no esperes a que los masajes, las pastillas o los remedios caseros te ayuden. Lo que necesitas es para curar la enfermedad, en vez de eliminar los síntomas.

Comprar ahora

Si las articulaciones y la espalda te molestan, eso significa que en tu cuerpo...

Incluso el dolor de articulaciones más intenso desaparecerá, si te aplicas esta compresa.

Mi ABUELA me ha contando cómo deshacerme del dolor, los huesos frágiles y las contracciones en las articulaciones.

11 comentarios sobre "Cómo me ayudó a superar mi enfermedad discal degenerativa en los lumbares"
  • Había probado un montón de medicamentos para el tratamiento de la osteocondrosis cervical. Pero nada me ayudó de la forma que lo hizo . Después de 3 días de uso, el dolor desapareció por completo . Y ahora entiendo que no es un simple analgésico, ¡es un remedio eficaz!
  • Queremos destacar que solo contiene componentes seguros y naturales. Lo hemos estado utilizando durante mucho tiempo, y podemos asegurar que no hemos experimentado ningún efecto secundario. Ya tenemos 60 años. Sin embargo, seguimos llevando un estilo de vida activo.
  • No consigo nada que me ayude a curar el dolor que tengo en la parte baja de la espalda, y ya llevo así desde hace tiempo. Los médicos me diagnosticaron la enfermedad degenerativa del disco lumbar y me recetaron analgésicos, ¡eso es todo! Pero solo me daban un un alivio temporal... He pedido . Ojalá me ayude.
  • ¡A mí me ayudó! Deberías probarlo. Aunque quizás tenga un efecto diferente en cada persona, quién sabe...
  • El envío puede tardar una semana o más, ¡pero vale la pena! Antes tenía un dolor terrible en el cuello, pero me liberó de todos los síntomas de la enfermedad degenerativa del disco cervical.
  • me ayudó a curar la inflamación de la rodilla. El dolor era insoportable, ¡pensaba que me iba a desmayar de un momento a otro! Pero después de una semana de uso, había desaparecido por completo.
  • Me gusta el hecho de que alivie el dolor y trate la enfermedad.
  • Llevo padeciendo la enfermedad degenerativa del disco desde que era muy joven. ¡Espero de todo corazón que esto me pueda ayudar!
  • Todas estas historias son muy motivadoras. Yo también he pedido ¡Espero que me cambie la vida!
  • He pedido para mi padre. Ahora se siente genial. ¡Ahora corre como si fuera un chaval! :)
  • No tenía ni idea de que había comentarios tan positivos. Yo también puedo recomendar .
Comprar ahora